En internet, redes sociales y tiendas físicas podemos encontrar chupeteros de diferentes colores, tipos, tamaños… para todos los gustos. Pero ¿cómo sé que el que he escogido es seguro para mi bebé? Pues bien, es muy importante que cumpla con la normativa para evitar riesgos.

¿Qué debo tener en cuenta?

– La longitud no debe ser superior a 22cm (sin contar el clip). Con ello se evita que pueda enrollarse en el cuello del bebé y producir asfixia. 

– Materiales certificados: Deben estar fabricados por materiales libres de tóxicos, níquel y óxido; y ser resistentes a la saliva y al sudor. Para que puedan chuparlo con total tranquilidad.

– El cordón: Debe ser resistente y los nudos seguros evitando que pueda escaparse  alguna pieza. Aún así, debemos comprobar a menudo el buen estado del producto y tirarlo al menor indicio de deterioro,

– Para limpiarlo no debemos usar productos abrasivos, ni químicos. Mejor limpiarlo con agua tibia y jabón neutro.

 

Ésta normativa se llama DIN EN 12586, si hablamos de normativa europea y UNE EN 12586:2008, si hablamos de normativa española. 

A pesar de cumplir con la normativa hay que tener en cuenta que los chupeteros NO son juguetes. NO debemos permitir que el bebé lo utilice sin la supervisión de un adulto.

¡En Beautiful Baby nos preocupamos por la seguridad de los más pequeños!

¡Os dejamos el enlace a todos nuestros chupeteros!: https://beautifulbaby.es/chupeteros-de-silicona/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?